jueves, 17 de septiembre de 2020

Mascarillas para los niños (I)


Desde que empezó la pandemia, me resistía a hacer mascarillas, por la incertidumbre y el desconocimiento que había sobre las de tela. Sólo hice una al principio del todo, para Gema, ya que ella  no teletrabajaba. Encontrar mascarillas quirurgicas en la farmacia en esos momentos era complicado y aún así era preferible buscarlas y no utilizar algo que no sabíamos si iba a estar bien protegida. 


Ahora después de seis meses ya hay mucha más información y un sin fin de modelos. 


 

Con la vuelta al cole y la obligatoriedad de que los niños de más de 6 años lleven mascarilla, me pasé la primera semana de septiembre cosiendo como loca, todo lo que no he cosido durante el verano, llevo haciéndolo desde que empezó septiembre. 

Mascarillas para Adhara y Gael, aunque cómo bien dice él, yo tengo cuatro años y no tengo que llevar mascarilla,  hay que hacerle igual que a su hermana.  

Tienen dos capas de tela y bolsillo para filtro tnt. 


Las primeras para Adhara ya que eran las que más urgían. 






Y para completar el trabajo de esta primera tanda, una bolsita para llevar las mascarillas en el macuto. 


Elegir telas para los niños es una gozada. Aparte que me recordaban muchas de ellas a los trabajos que le hice cuando era bebé. 


Su preferida, junto con la de la Patrulla Canina 







Me encanta trabajar con esas telas que dan tanto juego. Estas dos,  están sacadas de un trocito que tenía de una tela de Disney. 


A falta de los snaps.


El día que regresaba a casa, Adhara me llamó un par de veces a ver cuando llegaba.  

Me llamó nada más salir, me llamó cuando estaba poniendo los snaps y haciendo las fotos a toda prisa. 

Un periodo de casi dos horas fue eterno para ella, qué nervios tenía al poder llevar esa tarde, ya que retomaba sus clases de baile, una de las mascarillas de lunares. 

Y como seis no son suficientes, ya que al menos en clase  usa dos, y no vamos a  tener a los papas lavando a diario, sigo en modo mascarillas para niños y también para  los mayores. 



jueves, 10 de septiembre de 2020

Y si me pide la luna ?




Y sí, si me pide la luna,  extiendo la mano desde mi ventana, cojo un trocito y se la envuelvo en papel de regalo. 



A primeros de Agosto, Adhara viendo mis libros de patchowrk  se fijó en un delantal que no tardó en pedirme. 

¬Abuela, me haces uno, porfa?

¬Por supuesto, cómo a la semana que viene  voy a ir a casa,  cojo telas,  para cuando vuelvas a la parcela elijas una y te le hago. 









El peto del delantal es un log-cabin que hice sobre la marcha en un papel. 






Sólo hay que ver su cara de felicidad. 

Sigo diciendo que si me pide la luna, se la doy. 




Hace tanto que no entro en el blog, que al meterme en sus tripas para hacer la entrada, he pensado ¬madre, que ha pasado aquí!!!! casi tengo que hacer un "Master" para realizarla,  Blogger nos obliga a estudiar de vez en cuando. 

Espero que estéis todas bien, tanto física como anímicamente. Seguimos con la misma pesadilla de antes del verano, y ahora con la vuelta al cole de los niñ@s, todos estamos a la expectativa y que no pase como cuando los jóvenes salieron a divertirse.  

Poco a poco iré pasándome por vuestros blogs para ver las cositas que habéis cosido. 



 

sábado, 20 de junio de 2020

In Coronavirus Time - Nueva normalidad


Mañana día 21 se termina el Estado de Alarma y comenzamos la Nueva Normalidad. 

Es cierto que en estos días  comenzamos muchas cosas,  también empieza el Verano, Los días poco a poco serán más cortos, ya que hoy es el Solsticio de Verano. 

Todo esto invita a viajar y salir. Habrá gente que se vaya a la playa, otros a la montaña,  otros viajaran un poco más lejos, (los más atrevidos), se irán a Alemania, al igual que los Alemanes vienen aquí. Digo Alemania porque es lo que nos bombardean  a diario en los medios, pero vamos lo hago extensible a cualquier otro punto dónde hayan o vayan abrir las fronteras. 

Miedo me da "La Nueva Normalidad" .

Así qué, cómo ya comenté en mi anterior entrada, yo me voy, pero al pueblo. Me confino de nuevo y huyo del mundanal ruido  y de todo aquello que veo día a día que la gente no respeta y se creen que esto ha acabado. 




Para comenzar mi nueva etapa, el lunes estrenaré el bolso de viaje que he hecho con tela de Gobelino. 

Con este entrada, es cómo si cerrara un ciclo de 3/4 meses. Doy por acabado el título de mis entradas "In Coronavirus Time", así como la idea que tuve a principio de Marzo de hacerme este bolso. 

En esos días, había quedado con una amiga en Madrid para irnos de tiendas, pero lo cancelamos. Ya se hablaban de los primeros contagios y no me apetecía nada meterme en el trasporte público. Desgraciadamente, cualquier bicho (llámese virus, bacteria, mosquito, abeja, avispa, etc) que hay por ahí volando, yo lo cojo, .  Una de las telas que quería comprar era el Gobelino, y  justo ésta de círculos, por lo que tendrían que esperar las tiendas para vernos y nosotras para ir a comprar. 

Pero siempre tienes un ángel cerca. En una conversación que tuve con Marian , le comenté la idea  y ella se quedó con la copla. A los pocos días me dijo, te he comprado la tela para el bolso que quieres hacer. 

Hasta que no hemos podido salir un poco a la calle, no me la pudo enviar, y cuando la recibí, me sentí como una niña con zapatos nuevos,  enseguida me puse manos a la obra. 




Con  lo que tenía en casa, preparé todo lo necesario. y enseguida fue tomando forma. 





Te he comentado alguna vez cómo guardo las canillas de la máquina,  de ésta manera no hay hilos que se enreden los unos con los otros. 









Los bolsos con boquilla tubular, siempre me han sorprendido la capacidad que tienen. Nunca había hecho uno con la boquilla de 40 cm. y espero no llenarlo, porque sino mi hombro sufrirá.










 








No sé cuando volveré a aparecer por aquí. Si en estos meses no publico nada, os deseo el mejor de los veranos y nos vemos en Septiembre. 

Cuidaros mucho 




sábado, 13 de junio de 2020

In Coronavirus Time - Bordados

Ya estamos a mediado del mes de Junio, hoy día 13 hace justo tres meses que para mi se inició el confinamiento a causa del Covid-19, inclusive antes de que se anunciara el Estado de Alarma. 

Cómo a muchas nos ha pasado, la costura ha sido nuestra tabla de salvación para  pasar esos  50 días que estuvimos encerrados en casa, hasta que empezamos a disfrutar de las Fases y poder salir a la calle. 

En Madrid ya nos queda poco para poder ir a otros lugares fuera de nuestra comunidad. Aunque pasemos el próximo día 22 a Fase III, el Estado de Alarma se acaba y con ello la posibilidad de ir al pueblo. 

Yo no me fio un pelo de "nadie", así que me iré y me confinaré en mi parcela, alejada de los "descerebrados" e intentaré disfrutar del no estar encerrada en casa, de la paz, el silencio, de mis plantas y cómo no de alguna que otra costurita que me lleve. 

En estos meses, he cosido mucho, y justo ahora que ya está terminada mi Dear Jane, he sacado algunos tesoros que tenía más que olvidados.

Por la tardes/noches era el  momento que acolchaba la Dear Jane, y ahora,  después de tener acabado el Quilt, tengo la necesidad de coser algo y ésto que te enseño es lo que me he preparado.




Este bordado en Hardanger, se trata de un Sal que me apunté en Septiembre del 2009 y que el último objetivo que hice fue en Agosto del 2010.

Jamás había hecho este tipo de bordado  y por aquel entonces, me apuntaba a cualquier Sal que organizara alguna bloguera y que me atrajera tanto como para lanzarme a ello a pesar de no tener idea de cómo hacerlo.

He de decir que en su día me resultó fácil hacerlo, gracias a todas las explicaciones que nos dio Mamen  de Carpacar  en cada uno de los objetivos .










Cuando le saqué el otro día, viéndole detenidamente, me preguntaba ¬esto lo he hecho yo ?

Si quieres ver los objetivos anteriores aquí están 




Tuve que sacar todos los apuntes, y poco a poco ir familiarizándome de nuevo con cada punto.

También saqué la cajita dónde tenía guardados todos los hilos y descifrar con los apuntes y el bordado en la mano, que hilo había utilizado para hacer cada uno de los bordados. 







De momento esto es lo que llevo de uno de los dos volantes que me faltan para acabar el cojín.




Otro tesoro que he rescatado ha sido esta alacena.

Este Ufo es de la época que hacía px, luego llegó el Patchwork y ésta técnica se quedó en el olvido. Pero no voy a echarle la culpa al Patchwork por haber abandonado esta bonita alacena, realmente no me acuerdo porque dejé de bordarla, ya que hasta el 2007 no comencé a romper telas para luego unirlas y hacer un Quilt. 

En la carpeta donde estaba el gráfico, dibujo y bordado, también tenía unos papeles entre los que ha aparecido un ticket fechado en el 2002, de unas cortinas que compré, que ni siquiera recuerdo que cortinas eran.



En este trabajo lo que me queda por acabar son las dos baldas de arriba. 

Muchas veces me pregunto cuando saco un UFO y veo que prácticamente esta acabado, porqué abandonamos ese trabajo que nos ha llevado tanto tiempo hacerlo? 




















Ya están localizados todos los hilos que utilicé para este proyecto. 

Y todo lo necesario guardado en la caja que he preparado para tenerlo todo a mano y comenzar su fin. 



.Volver arriba