martes, 14 de mayo de 2013

Una cosa, te lleva a la otra....

Pues, si en la vida una cosa generalmente siempre te lleva a otra...

Eso es lo que me paso a mi hace un par de semanas.



Una tarde, nos fuimos a una gran superficie a comprar una mesita auxiliar de jardín, y paseando por allí para ver todo el nuevo mobiliario, nos topamos con una bandeja de madera.... seguro que  la comprará mucha gente porque habían muchísimas.....

Bueno, el tema fue que le comenté a mi marido, ainssss que monada es como nuestros muebles del porche,  del pueblo, y me dijo - cógela que te la regalo para el día de la madre -.   No lo dude mucho y se vino para casa. 

Cuando llegamos al pueblo, él le dio una manita del barniz que utilizamos para el resto de los muebles, y los dos al tiempo, como suele ocurrirnos muchísimas veces, pensamos lo mismo.
---- 
........ Sería una pena que cuando pongamos algún vaso mojado o se derrame algo de líquido se quede la mancha..... 
-----

Y los dos dijimos, !!!!! podía/podías hacer un tapete para la base de la bandeja.....!!!!!

A él le encanta el patchwork tradicional, como él dice, el de cuadritos.... así que lo he hecho a su gusto.


Así que el lunes pasado corté 54 cuadrados de 2 1/2"  de 14 telas distintas. 


Las mezclé y fui uniéndolas en tiras en vertical. 


Por la tarde después de darle una planchadita a las costuras


Uní todas las tiras entre sí. 


Le puse un borde de 1 1/2 ".... y ya estaba.  

El martes en un ratito, la acolche por las costuras con hilo invisible. 


Y este fin de semana lo he podido colocar en la bandeja. 


Sin duda el patchwork es así, con unos trocitos de telas haces un pequeño o gran trabajo.



Y creo que en esta ocasión, la sencillez ha ganado a las técnicas. jejejeje, no os parece?